Agustín Alezzo

 

Inició su actividad teatral en 1955 al ingresar a “Nuevo Teatro”, debutando como actor con obras de Wilfredo Jiménez, Pirandello y Rosso de San Secondo, bajo la dirección de Alejandra Boero y Pedro Asquini.  Su labor teatral continuó en los años posteriores en los elencos de los teatros “Juan Cristóbal” y “La Máscara”, hasta 1962, concretando su formación actoral bajo la dirección de Hedy Crilla. Actuó en obras de Georges Büchner, Bertolt Brecht, Rodolfo Kusch, Olivari y Tuñón, Rodolfo Vsigli, G.B. Shaw, Ricardo Halac, Willis Hall y Max Frisch, bajo la conducción de Hedy Crilla, Carlos Gandolfo, Augusto Fernandes, Juan Carlos Gené y Atahualpa del Cioppo. En 1964-65 desarrolló su labor en Perú, bajo la dirección de Reynaldo D’Amore y Alonso Alegría, Phillip Toledano y Héctor Sandro. Actuó en obras de Lorca, O.Wilde, Cliford Odets, Edward Albee, T. Williams, Jean Cocteau y J. Van Drutten. De regreso en Buenos Aires continuó actuando en varios espectáculos dirigidos por Gandolfo y Fernandes hasta 1972. Paralelamente debutó como director en 1968 con la puesta en escena de “La mentira”, de Natalie Serraute.

Desde entonces continúa ininterrumpidamente con su labor de director teatral poniendo en escena “Ejecución”, de John Herbert; “Romance de Lobos”, de Valle Inclán; “Botín”, de Joe Orton; “Rehenes”, de Max Frisch; la ópera “Nazdah”; “Las Brujas de Salem”, de Arthur Miller; “El Knack”, de Ann Jellicoe; “Tiempo de vivir”, de Thornton Wilder; “El farsante”, de Richard Nash; “Despertar de primavera”, de Wedekind; “Solo 80”, de Colin Higgins; “Butley”, de Simon Gray; “Nuestro Pueblo”, de Wilder; “La cal viva”, de David French; “Llegó el plomero”, de De Cecco; “Al fin y al cabo es mi vida”, de Brian Clark; “Paternoster”, de Jacobo Langsner; “Rosaluz”, una comedia musical, adaptación de “El príncipe feliz”, de O. Wilde; “Mary Barnes”, de David Edgard; “La casita de los viejos”, de Mauricio Kartun; “El señor Laforgue”, de Pavlovsky; “Nada más triste”, de Perinelli; “La conversación”, de Claude Mauriac; “En boca cerrada”, de Juan Carlos Badillo; “La rosa tatuada” de T. Williams; “Arsénico y encaje antiguo”, de Kesselring; “Memorias de un adolescente”, de Neil Simon; “Yo amo a Shirley”, de Willy Russell; “Cartas de amor en papel azul”, de Arnold Wesker; “Camas separadas”, de Marcelo Ramos; “Caídos del cielo”, de Santiago Garrido; “Delirante Leticia”, de Peter Shaffer; “El hombre de las valijas”, de Eugene Ionesco; “Danza de verano”, de Brian Friel; “Ah, Soledad”, de O’Neill; “Master Class”, de Terence Mc Nally; “Recuerdo de dos lunes”, de Arthur Miller; “Ricardo III”, de Shakespeare y “El jardín de los cerezos”, de Anton Chejov, entre otras.

En 1975 y 1976 dirigió en televisión el programa unitario semanal “Nosotros”, con Norma Aleandro y Federico Luppi al frente de calificados repartos.  Obras de Henry James, Eugene O’Neill, Carlos Gorostiza, Noel Coward y Pedro Orgambide entre otros, en los años 1984-87. Y el programa semanal “Rompecabezas”, de Nelly Fernández Tiscornia, con Norma Aleandro al frente del reparto.

Dirigió distintos ciclos de Teatro Leído, intervino como actor en cortos y largos cinematográficos y cumplió en sus primeros años de trabajo distintas asistencias de dirección, concretó varias labores como escenógrafo y vestuarista en algunas de sus puestas en escena.

Su actividad docente se inició en 1966 y fundó su estudio privado aplicado a la formación de actores y directores, que continúa trabajando ininterrumpidamente hasta la fecha.  Se desempeñó en la Escuela de Arte Dramático como profesor de actuación, vicerrector y rector, asesor de la dirección de la Escuela, profesor de pedagogía y de dirección teatral en distintas etapas entre 1970 y 1992.

Dictó cursos de actuación en la Escuela de Bellas Artes de Azul, en la Universidad de La Plata, en el Teatro San Martín, en el ballet de Oscar Araiz y dictó cursos y asesoró en distintos grupos teatrales del interior del país.  Dictó cursos en España, Colombia y Perú.  Fue asesor del Teatro General San Martín y del Teatro Cervantes.

Creó en 1974 el grupo “Repertorio”, que dirigió hasta 1979.  En esos años se llegaron a representar veintiséis espectáculos iniciando su actividad como puestistas muchos de los más importantes directores y actores de la actualidad.