Vecinos

Vecinos


Del viernes 14 de septiembre al domingo 4 de noviembre

Apertura y acto de premiación: viernes 14 de septiembre a las 18hs

Museo de Arte Popular José Hernández

Av. del Libertador 2373

4803-2384 / 4802-7294

info_hernandez@buenosaires.gob.ar

www.museohernandez.buenosaires.gob.ar

Horario: martes a viernes de 13 a 19 hs.

Sábados, domingos y feriados de 10 a 20 hs.

Entrada: $30. miércoles gratis

Miércoles de Arte Popular

Visitas guiadas para adultos a las 13 hs.

Visitas guiadas para escuelas

Con reserva previa

visitasguiadas_hernandez@buenosaires.gob.ar

Más info sobreJoyerosArgentinos:www.joyeros-argentinos.com.ar

Los artistas ganadores son:

Primer premio:
Vania Ruiz, Chile, Prendedor “Las nuevas vecinas”

Segundo premio:
Lorena Lazard, México, Dije y prendedores “Tierra V, VI y VII”

Tercer premio:
Rita Soto, Chile, Broche “Parasitismo Salvaje”

Premio Joya Argentina:
Laura Leyt, Collar “Relicario”

Asociados entre sí por la proximidad física o conceptual, se reconocen como vecinos personas, países, colores, ideas, objetos. Decir vecino es decir cercanía y frontera, vínculo y separación, semejanza y diferencia. Los vecinos juegan permanentemente a tocar y no tocar el límite, esa línea real o imaginaria, consentida y resistida que no debe ser atravesada, sobre la que se concentra atención y tensión.

Las semejanzas entre vecinos son más fácilmente reconocidas por extraños: los propios suelen estar demasiado concentrados en las diferencias. Entre el verde musgo y el verde hoja puede haber un mundo de discordancias que se desvanece frente al rojo.

La vecindad repele y acompaña, fastidia y ayuda, te ataca y se solidariza. El vecino te rescata de la soledad, te señala frente a la autoridad, te pide que le cuides la casa, taladra la pared lindera a la hora de la siesta, te socorre en el incendio, te aturde con música insufrible, te deja su basura, te presta su licuadora, te alerta de algún peligro, te enfrenta por política.

Recuerdos dolorosos demasiado cerca de recuerdos luminosos, flores protegidas por la copa frondosa del árbol, sombras más definidas cuanto más intensa es la luz que la contrasta, vecindades necesarias, inevitables, implícitas que a veces agradecemos y otras maldecimos.

Vecinos es el tema que elegimos en esta segunda edición de la Bienal Latinoamericana de Joyería Contemporánea.

Laura Giusti

Un sendero de preguntas y respuestas

Nuevas respuestas aparecen solamente cuando nuevas preguntas las llaman,
y para llegar a ellas necesitamos caminar a través de las preguntas y respuestas anteriores.

La hermosa fiesta de la I Bienal en 2016 fue el primer paso necesario para que en esta segunda edición hayamos podido apoyarnos en lo hecho y lo aprendido para hacer nuevas preguntas e intentar nuevas respuestas.

Algo que nos entusiasma mucho, es que pudimos profundizar nuestro propósito latinoamericano a través de la presencia de Nuria Carulla y Jorge Manilla, artistas de Colombia y México reconocidos internacionalmente.

Ellos vinieron a Buenos Aires para participar en el jurado de premiación de la Bienal junto a artistas de la talla de Jorge Castañón, Fabiana Gadano, Leda Daverio y la directora del MAP, Felicitas Luna. De esta manera, pudimos conformar un jurado latinoamericano de lujo, con una mirada nuestra y a la vez plural, para analizar y comprender la obra que hacemos en nuestro continente.

Los integrantes del jurado expresan en sus propuestas la diversidad de la joyería latinoamericana, y sin embargo, coinciden en lo más importante: por un lado, la necesidad de valorizar el trabajo de la joyería contemporánea desde la rigurosidad que el arte exige, y por el otro, la importancia del camino y el recorrido hacia la expresión de la propia identidad como artistas y como latinoamericanos.

El camino se hace cada vez más interesante, y el amplio recorrido de esta nueva edición de la Bienal abre paso a nuevas preguntas que nos permitirán seguir recorriendo y buscando respuestas. De eso se trata.